Ensalada de arroz

Descubre tu receta de ensalada de arroz perfecta

Ensalada de arroz integral con espinacas y piñones

Si estas buscando una ensalada diferente y deliciosa, esta es tu receta.

El arroz integral se obtiene tras quitar la cáscara fibrosa que envuelve el grano, pero sin eliminar la cutícula fibrosa, que es donde se encuentra la mayor concentración de nutrientes.

Ensalada de arroz integral con espinacas y piñones

Por eso, sustituir el arroz blanco por arroz integral en la cocina tiene muchas ventajas desde el punto de vista nutricional, ya que supone un aporte extra de nutrientes saludables como vitaminas B, minerales y fibra.
Y, como se puede ver en esta receta, se adapta a la perfección a una cocina sana y sabrosa.

Su uso culinario es exactamente igual al del arroz blanco, la única diferencia es que necesitarás más tiempo para la cocción, pero eso puede ser una ventaja ya que nunca se pasa.

La adición de piñones le aporta al plato un aumento en su contenido de vitaminas y minerales.
Toda esta combinación de sabores, hacen de este plato una ensalada de arroz perfecta para acompañar a cualquier segundo.

Ingredientes para 4 personas:

  • 200 gramos de arroz integral
  • 2 cebollas
  • 60 gramos de espinacas frescas
  • 25 gramos de piñones
  • 6 tomates secos en aceite
  • 1 cucharadita de oregano seco
  • 12 aceitunas negras, sin hueso y picadas
  • sal al gusto
  • vinagreta básica

Preparación de la ensalada de arroz integral con espinacas y piñones:

En primer lugar, cortamos el tomate seco en tiras finas. Reservamos.

Pelamos y cortamos las cebollas en tiras muy finas (si están muy fuertes, déjalas unos minutos en remojo con agua y sal). Reservamos.

Cortamos las hojas de espinaca frescas con la mano. Reservamos.

Tostamos ligeramente los piñones en una sartén a fuego medio (sin aceite), con cuidado de que no se nos quemen. Los retiramos y reservamos.

En una cazuela, hervimos agua y cocemos el arroz. Recuerda que el arroz integral tarda más en cocer que el blanco, y más o menos nos llevará unos 40 o 45 minutos. Lo refrescamos y lo colocamos en una fuente.

Mezclamos el arroz tibio con el resto de los ingredientes, y lo aliñamos con una vinagreta básica a la que le vamos a añadir el orégano y las aceitunas deshuesadas.

La vinagreta básica se prepara mezclando sal y 1 parte de vinagre por 3 de aceite de oliva virgen. A esto le podemos añadir después lo que queramos: mostaza, salsa de soja, hierbas aromáticas, aceitunas cortadas en trocitos, azúcar... En esta ocasión le vamos a añadir el orégano y las aceitunas negras.
Servimos inmediatamente.

Esta ensalada de arroz es para degustar en frío. Así que podemos hacer una gran cantidad y guardar las sobras para el día siguiente. La ventaja que tiene el arroz integral es que no se pone duro el día siguiente, por lo que su textura será la misma.